28 de abril de 2021
28.04.2021
Diari de Girona
Banca

El Círculo de Empresarios ve "sobreactuación" del Gobierno con el ERE de CaixaBank

Comparte su defensa de la "moderación salarial" y "hacer el mayor esfuerzo posible para minimizar el impacto social" de los ajustes en plantilla

28.04.2021 | 13:51
El nuevo presidente del Círculo de Empresarios, Manuel Pérez-Sala.

El nuevo presidente del Círculo de Empresarios, Manuel Pérez-Sala, cree que asistimos a "una sobreactuación" del Gobierno al demandar al Banco de España limitar los ajustes en banca y los altos sueldos a raíz del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por CaixaBank, recordando que las empresas privadas tienen "libertad" para fijar sus políticas retributivas.

En entrevista con Servimedia, Pérez-Sala reconoció que, como accionista del banco, es "absolutamente lícito que plantee las remuneraciones que considere oportunas", aunque también recordó que "el propio Ministerio de Economía tenía capacidad para tomar decisiones en la fusión y no lo hizo" y "los representantes del Frob en el Consejo de Administración de Bankia también podían haber hecho una propuesta diferente y no lo hicieron".

A su juicio, el ERTE en una fusión bancaria "es inevitable porque ambas organizaciones tienen que aunar recursos y tiene muchos recursos duplicados" y la capacidad de imponer limitaciones no es la que tenía en Bankia como accionista de control, al haberse reducido su cuota accionarial al 16,1% en el grupo nacido de la fusión.

No obstante, entiende que es "lícito" que presente propuestas en materia retributiva para los miembros del Consejo de Administración y para los directivos, aunque "en este momento asume una posición minoritaria y tendrá que consensuar esta decisión con el resto de accionistas".

Una oportunidad se abrirá a su juicio cuando la nueva CaixaBank celebre la Junta General de accionistas el próximo día 14 de mayo, ya que el Gobierno "tienen la posibilidad de aprobar la propuesta o de proponer otra diferente".

"Dicho esto, nosotros consideramos que, en momentos de dificultades, la prudencia salarial es buena, pero también queremos resaltar que la libertad de las empresas privadas para decidir las condiciones en las que operan y cómo incentivan a sus directivos, también se debe preservar", matizó a continuación Pérez-Sala.

Y es que, más allá del enfado mostrado por el Gobierno ante el planteamiento de CaixaBank de aplicar un ERE a casi 8.300 empleados, el Círculo de Empresarios sí comparte con el Ejecutivo la llamada a la moderación salarial en la complicada situación actual ante el anuncio de grandes ajustes en diferentes empresas de primera línea.

"Lo que si entendemos que hay que hacer es el mayor esfuerzo posible para minimizar el impacto social que pueda tener una medida de este tipo", pidió, pero con fórmulas que permitan "respetar la legislación vigente y las iniciativas que tomen las diferentes entidades privadas".

En términos más generales expuso que la situación de muchas empresas "es muy complicada" y consideró que "es obligación del Gobierno y de todos los ciudadanos buscar las fórmulas más imaginativas posibles para la supervivencia de las empresas y la conservación del empleo".

Entre ellas indicó que "buscar nuevas fórmulas que prolonguen los ERTES hasta donde sea necesario sería bueno, porque la alternativa al ERTE es el ERE y es no deseable", conminando a los agentes sociales y al Gobierno a trabajar "para que las fórmulas contractuales fueran imaginativas y preservamos el mayor número de empleos posible".

Cuestionado sobre la eventual pérdida de competencia en la oferta de servicios financieros con la nueva ola de fusiones tras la unión de CaixaBank y Bankia y la próxima de Unicaja y Liberbank, admitió que la reducción de operadores o proveedores "puede significar para algunas empresas un cierto problema de acceso a la financiación".

Tal eventualidad presentaría "más dificultades" en su opinión para las pequeñas empresas de cristalizar porque "muchas empresas medianas y grandes se financian en Europa, en los grandes mercados de financiación". Sin embargo, a fecha actual dudó que vaya a ocurrir. "El número de entidades que hay en España es lo suficientemente elevado como para garantizar una oferta y una competencia, que es lo deseable que permita a las empresas pequeñas financiarse adecuadamente", auguró.

Compartir a Twitter
Compartir a Facebook